Please reload

Recent Posts

La voz de los síntomas de nuestro cuerpo y mente durante la contingencia social

November 27, 2019

 

Por Marcela Saavedra, psicóloga. Cumplimos un poco más de un mes con manifestaciones sociales a los largo de todo Chile, porque claramente “Chile despertó”, en todos los sentidos sin importar de qué lado político estemos, ya que esto es parte de un cambio social en el cual nos vemos envueltos.


Al vivir estos días de despertar evidencié que mi cuerpo también estaba sintiendo diversas sensaciones y recordé un libro que leí hace años “La voz del síntoma” de Adriana Schnake. En este libro se relatan diversas enfermedades crónicas que son manejadas entre médico y paciente de tal forma que se logre la reconciliación con el cuerpo. Se compenetra el cuerpo y alma como un todo, con apertura de diálogo entre ellos que facilita el reconocimiento del síntoma en cada patología y ayuda a identificar qué se está sintiendo.

 

Recordar este libro ayudó a sentir mi cuerpo y a su vez mi mente, porque hemos tenido una explosión de estímulos audiovisuales que nos evocan emociones. Noticias, reportajes, crónicas, videos, y todos son parte de una historia que nos provocan sensaciones. Difícil es conectarse con esas sensaciones cuando estamos alejados de ciertas realidades más precarias a la nuestras, pero las invito a ser empáticas y ponerse en el lugar del otro, en el sufrimiento que pueda estar sintiendo alguien porque no tiene algo tangible o intangible que le es necesario. También, qué me pasa cuando veo gente violentada en las marchas, qué me pasa si fui violentada en una situación de represión por expresar lo que creo que es justo. He ahí la pregunta clave: ¿QUÉ ME PASA?.
Para contener de mejor forma lo que está sucediendo actualmente en nuestro país, y también en otras situaciones personales, las invito a identificar en las siguientes recomendaciones de primeros auxilios psicológicos qué les está pasando, lo cual las ayudará a comenzar con su proceso de autocuidado y reconocimiento de emociones:


1. Reconocer qué me está pasando: identificar las emociones que puedan surgir en el momento de estrés (miedo, confusión, ansiedad, rabia, etc.) e intentar llevar estas sensaciones a alguna parte del cuerpo, por ejemplo si siento miedo sentirlo en el estómago. Esto nos ayudará a focalizar el trabajo en alguna parte del cuerpo.

2. Identificar sintomatología física o mental: cansancio físico o mental, alteraciones del sueño y apetito, dolor de cabeza y estómago, contracturas musculares, frustración, irritabilidad, etc.

3. Espacio seguro: asegurar condiciones mínimas de resguardo de la seguridad personal y del trabajo, es decir, buscar un lugar cómodo y seguro para tener calma.

4. Compañía: busca compañía para compartir tus experiencias y fomenta el diálogo positivo.


5. Comunidad y respeto: fomentar el sentido de comunidad y respeto por sobre el individualismo y egoísmo. Facilitar espacios de solidaridad.

6. Consumo de medicamentos: no interrumpir el tratamiento que se está llevando con medicación, en especial si son psicofármacos que ayudarán a dar continuidad a tu estabilidad física y emocional.

7. Estímulos audiovisuales: hacer uso racional de los que se ve y escucha en los medios de comunicación. Hacer uso de fuentes oficiales de información y evitar sobre-exposición a redes sociales.

8. Rutina: intentar mantener la rutina y la funcionalidad diaria, entendiendo que en momentos críticos será necesario ser flexibles para considerar el autocuidado.
 

Las invito a que escuchen el síntoma, sepan localizarlo en su cuerpo, tradúzcanlo a una emoción y háganse cargo de sus sensaciones, puesto que el cuerpo siempre habla y reclamará.  

Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square